lunes, 7 de septiembre de 2009

Capítulo Trece (final)

Los tres estábamos en el salón preparándonos para marcharnos a SubMundo cuando un humo plateado no desconocido comenzó a inundar el salón, Evan se situó frente a nosotras para protegernos de lo que quiera que estuviera pasando. Una puerta azul se materializó en nuestro salón y dos personas conocidas salieron tambaleantes de ella.
La directora Black y Adam se dejaron caer exhaustos en el salón, todo sucedió muy deprisa y Kaly y Evan se encargaron rápidamente de sellar el portal y llevar los dos cuerpos al sofá.
La directora estaba llena de quemaduras y cortes, pero parecía que se iba recuperando, Adam tenía mucho peor aspecto.

- ¿Qué ha pasado? – pregunté alarmada mientras me arrodillada cerca de la directora y dejaba a Kaly que se pusiera al lado de Adam.

- Han atacado SubMundo, lo han destruido todo – dijo Black entre jadeos, dejándonos a todos helados.

- ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? – preguntó Evan, que estaba aturullado moviéndose de un lado a otro.

- La profesora Stock fue la que causó el incendio – dijo Adam jadeante, Kaly había ido a por el botiquín y estaba curando sus heridas – lo hizo para despistar mientras se colaba en la casa de Érebo y también fue la que creó el capo de fuerza que nos rodeó a Dawn y a mí, cuando el chupasangres me atacó – terminó diciendo de un tirón.

- ¿Por qué? – preguntó Evan, que seguía sin dejar de moverse.

- Stock cambió las listas de las habitaciones mientras todos los profesores y adultos estábamos apagando el incendio, se coló en una de nuestras habitaciones y ha permanecido allí durante todo este tiempo, ha estado debilitando y rompiendo las salvaguardas y protecciones del instituto, ¿Recuerdas cuando me pediste el dormitorio de Shane para poder quedarte hasta que se arreglara el tuyo? – preguntó la directora a Evan, este asintió con la cabeza – me resultó demasiado extraño que todas las habitaciones estuvieran ocupadas, pero en ese momento tenía muchas más cosas en la cabeza y no le presté demasiada atención, cuando me quise dar cuenta de lo que pasaba era demasiado tarde – explicó Black con pesar y angustia – muchos han muerto hoy, la mayoría de los vampiros y de los cambiaformas se quedaron a luchar, las hadas como siempre se esfumaron, esta ha sido la primera vez que he luchado codo con codo con un cambiaformas – dijo mientras miraba a Adam – estaba en mi despacho preguntando por vosotros, quería saber donde habíais ido y acompañaros, él sabía que eras la portadora de la piedra y como tal, que tenías una misión.

- ¿Cómo lo sabías? – pregunté a Adam, que se retorcía cada vez que Kaly le untaba las heridas con el algodón.

- Me lo dijo Robert mientras intentaba matarme, me dijo que sabía que eras la portadora de la piedra porque te había visto en una visión fracasar contra la Dama Negra – me quedé totalmente fría ¿iba a fracasar en la misión? Preferí no pensarlo demasiado.

- También dijo que vio a Shane utilizando la piedra para salvarse de un envenenamiento y eso no ha pasado – dije a la defensiva.

- Todavía – contestó Black – hay algo que debéis saber, pero antes necesito… - se detuvo mirándome asustada y perpleja - ¿Qué demonios te ha pasado? – preguntó olvidándose del todo de los formalismos.

- Estuve a punto de convertirme en furia, el Avatar me lo impidió, la Dama Negra se ha llevado a Shane – expliqué.

- La maldición, se está cumpliendo la maldición – susurró más para ella que para los demás.

- ¿Qué maldición? – preguntamos Evan y yo a la vez.

- Traedme sangre, y ahora os lo cuento todo – dijo Black, que estaba cada vez más débil, Evan se fue deprisa al sótano a por una de las bolsas de sangre que había en el pequeño arcón.

- Está fría, no tenemos microondas aquí – se disculpó Evan mientras le tendía la bolsa a la directora.

- No es momento de ponerse tiquismiquis – dijo Black sonriéndole agradecida y clavándole los colmillos al envoltorio.

Mientras la directora terminaba de comer su segunda bolsa de sangre, fui a la cocina para preparar algo de comida para Adam y para mí, aunque había tomado sangre, mi cuerpo me seguía pidiendo la comida humana, ya tendría tiempo de estudiar mis hábitos alimenticios, ahora tenía que saciar mi hambre. Lo único que había era jamón york, queso y algunas salchichas crudas, pero al menos podíamos llevarnos algo a la boca. Todos comimos en silencio y pude comparar la rápida curación de la directora y la lenta recuperación de Adam.

- Bueno, creo que debo contaros un poco sobre la maldición y la profecía, desde que supe que tú eras la segunda elegida por el Avatar la intenté estudiar al máximo, pero había muchas cosas que no comprendía, tenía pensado hablarlo contigo más adelante pero esto ya no puede esperar más.
Hace muchos años, justo después de la muerte de Calisto de Hervás a manos de la Dama Negra, el oráculo de Delfos y sus seis sibilas vaticinaron una profecía, esta decía literalmente así – instó a Kaly para que cogiera un bolígrafo y un papel y esperó a que estuviera lista para escribir - Su bondad será demostrada ante el Gran Capitán que le otorgará el mando antes de su marcha y creará el vínculo con el Maldito.
La pérdida de la virtud le será otorgada al Maldito, llenando de poder su alma y su espíritu, rompiendo la maldición que antaño destruyó la vida del que es como el sol, maldito por la traición y que mira el mundo a través del azul de cielo.
También será destruida la atadura forjada en presencia del Príncipe de la Milicia Celestial. Pero para que eso sea posible su cuerpo y su vida deberán ser tomados por el destinado a destruir el horror de E. Su camino hacia una de las Hermanas Inmortales que da vida con un lado y muerte con el otro, será veloz y próspero, pudiendo así destruir la maldad que ha engendrado y recuperar lo perdido– Kaly terminó de anotarlo en el cuaderno y lo miró confundida.

- ¿Qué significa todo esto?- pregunto Kaly mirando a la directora.

- No he conseguido averiguar casi nada, solo sé que Dawn tiene que entregar su virtud a alguien específico, y si por tomar su vida se refiere a matarlo, también tendría que hacer eso. No he podido averiguar nada más – explicó Black

-. Demasiado tarde – dijo Evan – ella se entregó a Shane – aclaró al ver la mirada asustada de la directora.

-. ¡Oh mi Dios! – Exclamó Black poniéndose de pie – La maldición, estás maldita, tú ya estas maldita, por eso quise apartar a Shane de ti, la maldición se está cumpliendo – siguió regañándome – le di la misión de Nicky e intente apartarle de ti todo lo posible, pero no funcionó, últimamente no funciona nada de lo que hago – dijo para sí misma.

-. ¿Qué maldición? – espeté enojada.

-. La Dama se enteró de esta profecía, en ella augura su destrucción y su muerte, raptó a varias brujas y lanzó una maldición para que recayera sobre ti y así impedir que se cumpliera la profecía y que ella fuera destruida – aclaró mientras se volvía a sentar – la maldición dice así: El amor verdadero ganará su batalla frente al Maldito, que es como el sol, y jamás tomará de él su vida, ni le entregara su virtud.
La perdida de lo amado romperá la voluntad del Segundo Elegido por el Avatar, el odio y la rabia llenarán su corazón.
Cuando de forma desesperada intente buscar lo perdido a través de la magia, será marcada en su muñeca con el símbolo maldito.
La maldición del que es como el sol jamás será destruida y jamás tendrá suficiente poder.
El camino hacia la Hermana Inmortal será su perdición y su muerte - ¡Oh Dios mío! Yo me había entregado al amor verdadero, ¡Shane era mi amor verdadero! Y me lo arrebataron llenando mi corazón de rabia y de ira, estuve a punto de transformarme en un monstruo, y ahora estaba maldita.

-. ¿Qué podemos hacer? – pregunté con mi corazón latiendo a mil por hora.

-. Nada, la maldición ha caído sobre tí y no sabemos descifrar la profecía para que vuelvas a caminar por el lado correcto – dijo Black apesadumbrada.

-. Podemos investigar la profecía – dijo Kaly – podemos intentar descifrarla mientras tú lees el manuscrito y te preparas para atacar a la Dama, si la consiguiéramos entender podríamos ir siguiéndola paso a paso y así evitar que se cumpla el resto de la maldición – inquirió Kaly nerviosa.

-. Cuando las maldiciones empiezan a cumplirse es muy difícil romperlas, nadie ha podido hacer algo así nunca – dijo Evan mientras se sentaba en el sofá apesadumbrado. Adam nos miraba a todos como si fuéramos animales de granja, estaba más perdido que un jugador de futbol en una convención de Barbies.

-. Sabéis, lo primero que necesitamos es un sitió seguro, podríamos quedarnos aquí si acondicionáramos un poco el lugar y alguien nos ayudara a poner unos hechizos protectores fuertes y unas buenas salvaguardas – dije mientras me recogía el pelo en una coleta y evitaba el tema de la maldición.

-. En eso os puedo ayudar – dijo Black – yo pondré vuestras protecciones antes de marcharme – luego se giró hacia donde estaba Adam sentado - ¿te vas a quedar con ellos o quieres que te lleve a algún otro sitio seguro? – le preguntó.

-. Me quedo con ellos, creo que les puedo ser de gran ayuda – dijo Adam sonriendo a Kaly.

-. Está bien, yo me marcho, me mantendré en contacto con vosotros – dijo Black mientras se levantaba del sofá.

-. Directora Black - la llamé antes de que se alejara demasiado.

-. Llamadme Victoria, ya no soy directora de nada – dijo con pesar – y vosotros ya no sois mis alumnos, sois mis aliados – aclaró

-. Está bien, Victoria, quería saber si hay algo más que no sepa sobre mi… cada día me entero de cosas nuevas y… - tartamudeé

-. Que yo sepa ya no hay nada más sobre ti – dijo Victoria mientras abría el portal y se marchaba dándome una sonrisa de comprensión que en esos momento no merecía.

Todos nos quedamos sentados en el salón sin decir nada durante al menos una hora. Estaba confundida y desolada, haberle entregado mi cuerpo a Shane no había sido el paso correcto, pero no me arrepentía de ello, según la maldición él era mi amor verdadero. La profecía solo se refiere al Sol Maldito como un paso más a seguir, no como el amor, pero yo no podía entregarme a nadie más, no pensaba hacerlo y mucho menos pensaba en tomar la vida de ese hombre, además, podía ser una mujer y no un hombre, en la profecía y en la maldición no especificaba mi sexo y habíamos adjudicado al maldito la condición de varón por su asociación con el sol, un símbolo eternamente masculino, pero las cosas no son siempre lo que parecen y podíamos estar confundidos, quizás ya estaba todo perdido como había dicho la directora Black, pero yo no pensaba dejar a Shane en manos de esa perra y marcharía a buscarle maldita o no. Iba a matar a la Dama Negra y sacar a Shane de sus garras, de eso estaba segura. Rápidamente me levanté del sofá y le arranqué a Evan el cuaderno donde Kaly había escrito la profecía y la maldición. Al momento localicé la frase que me había llamado la atención: …Su vida deberá ser tomada por el destinado a destruir el horror de E. La E era la inicial de Esteno, y eso sólo lo sabía yo, ella era una Hermana Inmortal, el nombre me había sonado mucho cuando Miguel me lo había dicho, pero hasta ahora no me había dado cuenta de quién era Esteno. Un frio helado recorrió mi cuerpo al identificar a la Dama Negra como una de las tres Gorgonas.

-. ¡Necesito una puñetera enciclopedia! – grité rompiendo el silencio de la habitación y sobresaltando de manera cómica a sus ocupantes.

-. Yo no tengo ninguna de bolsillo – dijo Kaly mientras me vacilaba.

-. Yo soy una enciclopedia andante, he vivido mucho tiempo – dijo Evan mientras se acercaba y se sentaba a mi lado - ¿Qué ocurre?

-. Sé cómo se llama en realidad la Dama Negra – le dije mirando sus ojos azules – se llama Esteno, me lo dijo el Avatar, es una de las tres Gorgonas – aclaré. Evan agrandó los ojos y tomó el cuaderno de mi mano.

-. ¡Joder! – Blasfemó mientras me dirigía una amplia sonrisa - ¿sabes la historia de Esteno? – me preguntó con sus ojos brillando por la satisfacción.

-. La verdad es que no, no prestaba mucha atención a la mitología, fui a un colegio humano, y los humanos dan religión católica – aclaré a mis compañeros, que me miraban con el ceño fruncido - ¡No me miréis así! Prometo ponerme al día con la mitología si salgo viva de esta – dije intentando romper el hielo – cuéntame su historia Evan – le pedí.

-. Está bien, Esteno era una de las tres Gorgonas, tenía dos hermanas, Euríale y Medusa. Ella era la más poderosa y la más fuerte de las tres, los humanos las describieron de manera bárbara y poco fidedigna, ninguna de ellas tenía serpientes en la cabeza, pero si tenían colmillos. Esteno, igual que su hermana Euríale, es inmortal, a diferencia de Medusa que era mortal y, por eso, por protección, le otorgaron el terrible don de la mirada petrificante. Esteno era la más independiente, salvaje y malvada de las tres, siendo la que más muertes ha causado a los sobrenaturales y a los humanos. Esteno posee una gran fuerza física y mental, tiene la habilidad de concentrar su energía mental en la mirada, haciéndola capaz de atrapar las energías cercanas a su alrededor hipnotizando a sus agresores y deteniéndolos en el acto. La sangre de Esteno posee las cualidades de dar vida, si es adquirida de su lado derecho, o de conceder la muerte si es obtenida del lado izquierdo – tal como ponía en la profecía, ahora estábamos seguros de quién era ella y a quién nos enfrentábamos, algo que creo que nos acojonó un poco más de lo que ya estábamos. Lo que me había hecho Esteno en mi habitación esa noche había sido paralizarme con su mirada. Nota mental “dejarla ciega antes de atacarla”. Mientras reflexionaba en silencio algo que dijo Adam que llamó mi atención.

- ¿Quién narices es el Príncipe de la Milicia Celestial? – Preguntó Adam mientras se recostaba sobre el sofá – un flash de imágenes y palabras recorrió mi mente, pude recordar algo de mis clases de religión en el colegio. Miguel nunca había dicho su verdadera identidad a nadie, ni siquiera a la directora, por eso ella no había podido descifrar la profecía, pensé en decírselo a mis compañeros, pero si Miguel no se lo había confesado a nadie, yo no podía romper su secreto. La voz del Avatar llegó clara y nítida a mi mente “confía en ellos y comparte tu sabiduría mi pequeña”
Me levanté dando un salto de alegría.

-. ¿Qué te pasa? – preguntó Kaly sorprendida mientras se reía de mi baile de la victoria.

-. Sé quién es el Príncipe de la Milicia Celestial, es el Arcángel San Miguel – expliqué a mis compañeros, que me miraban totalmente perdidos – sabéis que hay muchos dioses, y que a quien nosotros llamamos Zeus, Dios de todos los dioses, los cristianos le llaman Dios a secas o Yahveh, pero los tres arcángeles son los mismos en todas las culturas y religiones, son: Gabriel, que es el mensajero celestial, Rafael, que es el protector de los peregrinos, la salud y el noviazgo, luego está Miguel, que es el Príncipe de la Corte Celestial – les conté súper feliz de que por fin, prestar atención en clase de religión, me hubiera servido para algo.

-. ¡Vaya, eso es genial! – Exclamó Evan mientras miraba otra vez el cuaderno – entonces esta frase que dice: …También será destruida la atadura forjada en presencia del Príncipe de la Milicia Celestial – citó Evan – Esto significa que esa atadura se forjó en presencia del Avatar ¿cuántos encuentros has tenido con él? – preguntó Evan.

-. Muchos – eran incontables, había conocido al Señor Doe desde hacía al menos dos años largos – además, no sabemos si ya esta forjado o todavía está por pasar… - les dije

- Bueno, podemos seguir buscando cosas, ¿sabes quién puede ser el que es como el sol y mira a través del azul de cielo? – preguntó Evan esperanzado.

-. No tengo ni idea, ¿Quién puede ser el Gran Capitán? – Pregunté confusa, yo no me había reunido todavía con ningún capitán de nada – ¿se supone que ya le conozco o no? Lo digo, porque a lo mejor es alguien que vendrá a verme antes de marcharme a buscar a la Dama, ¿Sería eso una posibilidad? – pregunté confundida.

-. Seguramente, pero tampoco podemos bajar la guardia, quizás venga antes de que te vayas y no nos demos cuenta de quién es – dijo Kaly pensativa.
Después de estar varias horas intercambiando opiniones y poniendo ideas en común, todos nos marchamos a dormir.
Cuando llegué a mi cama el mundo se me vino encima, todavía olía a Shane por todos los rincones de mi cuarto, las sábanas también tenían su esencia y aspiré profundamente para no olvidarla.
Nunca había rezado a mi nuevo dios, Érebo, pero esta vez lanzaría una plegaria y una promesa, una promesa que sin yo saberlo en esos momentos llegó a los oídos de Shane tan nítida y clara como la había recitado.

-. Juro por mi vida que te voy a encontrar, con la ayuda de los dioses o sin ella, gafada o no por la maldición de Esteno voy a ir a buscarte y volveremos a estar juntos. Haré lo que sea necesario para lograrlo, lo que sea. Aunque la muerte me espere al otro lado de la esquina no me voy a detener. Te lo prometo Shane Darkness, voy a ir en tu busca – recité mientras las lagrimas amargas recorrían mi rostro.







Fin

10 comentarios:

Marta dijo...

Me ha encantado el libro!!!
No puedo esperar a leer la continuación.
Muchas gracias, Dawn.
XOXO, Marta.

Nacho dijo...

Wow Dawn wl libro te quedo demasiado bueno no puedo esperar a noviembre pa compar los lbros =D
muchas gracias por compartir los libros

Kiara dijo...

Increíble final, no me esperaba lo del aprofecíam y la maldición. Se nota mucho que el próximo libro estará increíble, no puedo esperar a leerlo, lástima que no lo subirás hasta dentro de unos meses :(
¡¡Muchos saludos Dawn!! Que te vaya muy bien en tus demás proyectos, aquí está una siempre fiel lectora :)

Lydia dijo...

Una saga estupenda, Dawn.
Admiro tu capacidad; has sabido mantener el hilo durante ambos libros y el tercer se presenta más interesante aún!!

FELICIDADES!!
Muchos besos y ánimos, eres genial!

karoru dijo...

ahhh esta muy buena
no puedo esperar
felicidades

mellanie dijo...

No puede ser no puede ser!!! se acabo!!!! que tristeza!!!!....bueno pero genial simplemente me quede con la boca abierta porq no entendi muchas cosas jiji pero genial... y yo quiero comprar los libros y el tercero pero soy de Ecuador me puedes decir como hago?????
Soy adriana y vivo en Ibarra Ecuador

Isabel dijo...

waaa! Todavia no me lo puedo creer...ya se acabo :(
Si estos dos primeros libros han estado increibles no me puedo imaginar el 3º!
Ya stoy deseando leerlo...

Dawn muchas suerte en tus proximos proyectos, y sigue escribiendo tan bien! besos.

Dawn dijo...

Os ire avisando de como va el tercer libro, todavia estoy escribiendolo, y nos os preocupeis si no entendisteis lo de la profecia y la maldicion, ese es el plan jejeje, en el tercer libro iremos desentrañando ambas junto a Dawn. Ya os informaré de como conseguir el libro y de las fechas oficiales del lanzamiento.

Me alegra mucho que os gustara, espero no defraudar con el tercer libro, por eso me estoy tomando tanto tiempo con él.

Anónimo dijo...

Y a se acaboooo..?
Nooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo
Voy a morir.....!!!
Para serte sincera me gusta mas Evan que shane..!
Nose xq pero me gustaria que ella quedara con Evan o por lo menos que algo bueno le pase, el ha sido lo mas hermoso con ella, por lo menos que quede con alguien y se quieran muchisimoooooo..!
Tratare de vivir hasta que publiques el otro libroooo..!
Y felicitaciones eres una exelente escritora..!

Marisol dijo...

Hey, Dawn! ^^ Me leí los dos libros en menos de un día, llevaba tiempo queriendo hacerlo, pero como yo también estoy escribiendo una historia no podía =( En fin, me tomé unas cuantas horas para leerlo y tengo que decir que fue adictivo. Es diferente, si, bastante a los demás libros que leí. Pero lo hace mucho más interesante. ¿Sabes? Creo que deberías intentar publicarlo por editorial (vale, ya sé que lo publicas con Bebok, pero una con la que se llegue a conocer más). A mi modo de ver tendría éxito. Me gustó mucho la forma en que Dawn va contando la historia, es ameno y no hay una cantidad insoportable de descripciones, como es el caso de muchos libros. Ya me muero por leer SubMundo III (hey, ¡piedad! No sé si pueda soportar hasta finales de enero para leerlo!!! jaja). Oh, y por cierto, adoro a Shaneee (aunque Evan no se queda atrás...) jajaja

En fin, te invito a pasar por mi blog (Heaven In Hell), donde también estoy publicando una historia... solo que se trata de ángeles y demonios =P

Besos y mejorate pronto =D